Del otro lado de las «lineas rojas» del gobierno, está la paz para Colombia.

Por: Gustavo Gallardo

Después de la publicación del acuerdo sobre víctimas, en diciembre pasado, y la aceptación del Consejo De Seguridad De Naciones Unidas para verificar y monitorear la tregua bilateral en una comisión tripartita con el apoyo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños -CELAC, los colombianos y las colombianas veíamos con mucha esperanza y optimismo la firma del acuerdo final, y así quedó demostrado en el marco del foro organizado por el Centro de Pensamiento de la Universidad Nacional y la Oficina del Alto Comisionado, cuando cientos de personas provenientes de organizaciones sociales, políticas, étnicas, juveniles, de mujeres, diversidad étnica, artistas, LGTBI, y en general las fuerzas vivas del país, en un ambiente de reconciliación, aportaban sus ideas para el “fin del conflicto” y los mecanismos de “verificación, implementación y refrendación”.

Es triste escuchar al presidente Juan Manuel Santos hablar de “líneas rojas”, “ultimátum” y “prohibiciones”, cuando hace muy pocos días en Washington decía al mundo y a su homólogo, Barack Obama, sobre la necesidad de la reconciliación nacional, el fin del conflicto y la importancia de la participación política de las FARC–EP para la democracia en el pos acuerdo.

En la alocución presidencial, Santos, cargado de arrogancia y autoritarismo -al mejor estilo de Álvaro Uribe-, señaló que la firma del acuerdo final debía estar lista para el 23 de marzo del presente año, so pena de declarar unilateralmente la terminación de la mesa de conversación, afirmando que “las FARC-EP no estaban preparadas para la paz”, situación que desde ya debe prender las alarmas del pueblo colombiano, pues, en menos de 31 días, en sana lógica, no estará lista la firma de todos los acuerdos y salvedades, por tanto, lo que anunció el presidente públicamente es que nuestro país entrará en una nueva fase de conflicto político, social y armado que generará mucho dolor y sangre al pueblo colombiano.

Ver documento completo:

DEL OTRO LADO DE LAS LINEAS ROJAS

CONTÁCTANOS

Contáctate con nosotros. En Breve nos comunicaremos contigo.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account