LAS Y LOS PRISIONEROS POLÍTICOS FRENTE LA JURISDICCIÓN ESPECIAL PARA LA PAZ

Primer Foro sobre Jurisdicción Especial para la Paz en Colombia”
Florencia, Julio 22 de 2016
Por: Fundación Lazos de Dignidad

LAS Y LOS PRISIONEROS POLÍTICOS FRENTE LA JURISDICCIÓN ESPECIAL PARA LA PAZ Ponencia presentada por Gustavo Gallardo1 al “Primer Foro sobre Jurisdicción Especial para la Paz en Colombia”, realizado en Florencia (Caquetá) el 22 de Julio de 2016.

Demonización del Opositor e Imposición del Derecho Penal del Enemigo

Con la globalización de la Doctrina de Seguridad Nacional y el concepto de Terrorismo, desde mediamos del siglo XX y lo que va corrido del siglo XXI, así como con su reconfiguración en acciones de política exterior de intervencionismo disfrazadas como “acciones de defensa”, los Estados Neoliberales han desnaturalizado la complejidad de conductas inherentes al delito político para encasillarlas en tipos penales comunes, hasta llegar al punto de la intolerancia a cualquier intento de ruptura del orden nacional e internacional establecido, en estas lógicas cualquier forma de resistencia o rebelión ha sido objeto de la terrible calificación y juzgamiento de terrorismo o delincuencia común organizada, sin reconocimiento alguno de los objetivos políticos que las motivan.

En estas lógicas de globalización del terror, también se ha desarrollado en Colombia una guerra mediática (4a generación), a través de la cual durante las últimas tres décadas a las y los colombianos se les ha arrebatado la paz, la verdad histórica y el libre desarrollo de la conciencia colectiva. De una parte, el Estado no ha asumido su responsabilidad en los crímenes que ha consumado contra la población y los gobiernos de turno han desdibujado las causas del conflicto social, político y armado, demonizando y quitándole el estatus político a su adversario. De otra parte, los medios masivos públicos y privados de comunicación han jugado un roll nocivo para la sociedad, ya que han estado atados al poder político y económico, auspiciando la confrontación, desinformando sobre la realidad social y política colombiana, invitando a la matanza, infundiendo el odio colectivo, legitimando gobiernos autoritarios y potenciando al paramilitarismo, razón por la cual el año pasado fueron acusados por el Tribunal Superior de Bogotá, en el cual los Honorables Magistrados concluyeron que (los medios (comunicación) fueron “complacientes” con el paramilitarismo, toda vez que publicaron extensas entrevistas con el máximo jefe de las Auc, Carlos Castaño Gil, en las que el desaparecido fundador de las autodefensas habría publicitado su discurso antisubversivo)2.

El accionar estatal y la complicidad de los medios hegemónicos de comunicación han inculcado en gran parte de la población tanto el discurso del odio como la banalización y la impunidad de los crímenes de Estado, ejemplo de ello se materializa en el mínimo rubor de la sociedad colombiana por las 5.700 ejecuciones extrajudiciales o “falsos positivos” consumados por el ejército colombiano, casos en los cuales 22 generales se encuentran vinculados a investigación penal por órdenes de la Fiscalía General de la Nación.

Ver ponencia completa:

Ponencia JEP FLorencia 2016

CONTÁCTANOS

Contáctate con nosotros. En Breve nos comunicaremos contigo.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account