Una mirada a los procesos de paz: tejido social y carcel en Euskai Herria.

Por: Laia Beltran

En los procesos de paz nos encontramos con el desafío de la reconstrucción del tejido social después de periodos continuados de violaciones a los derechos humanos (ddhh). Crear las condiciones de no repetición para evaluar los efectos de violencia política y des de ahí, diseñar las políticas transicionales es enfocar este desafío.

En las guerras globales de “lucha antiterrorista” el uso de la cárcel es un ejemplo, causa rupturas que tiene efectos a nivel personal, familiar, organizativo y social. Desvelar los objetivos de la medida de privación de la libertad y de las condiciones de encierro y sus consecuencias, es fundamental para un proceso de paz.

En Euskal Herria (País Vasco) como en Colombia, las condiciones penales y penitenciarias siguen una estrategia de represión política que anula criterios administrativos o legales. En un territorio con 3.2 millones de habitantes, en los últimos 30 años el promedio de presxs políticxs ha sido de 526 con un pico de 726 en 2008.

Las detenciones masivas y el uso de la medida preventiva de detención son comunes. La mayoría de las detenciones son realizadas bajo la legislación antiterrorista, en las que según declaraciones de defensorxs de ddhh, 1 de cada 3 personas es torturada durante el periodo de incomunicación y de cada 3 personas torturadas, 1 denuncia.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en repetidas ocasiones ha emitido sentencias por violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado español en Euskal Herria; por la no investigación de denuncias de tortura1 y por alargar medidas de privación de la libertad mediante detenciones no regulares.

Ver documento completo:

Una mirada a los procesos de paz

CONTÁCTANOS

Contáctate con nosotros. En Breve nos comunicaremos contigo.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account